THE STATESBORO REVUE

Cuando
08/05/2015 @ 22:00
2015-05-08T22:00:00+02:00
2015-05-08T22:30:00+02:00
Donde
LA LEY SECA
Calle Sevilla
2, 50006 Zaragoza, Zaragoza
España
Precio:
10€ / 12€

Concierto The Statesboro Revue La Ley Seca

8 de mayo en La Ley Seca

Si un disco está grabado entre Nashville (TN) y Austin (TX), si en él predominan las guitarras acústicas y slide, las armónicas, los violines y el fiddle, y si los hermanos Stewart y Garret Mann aparecen en el diseño de la carpeta posando ataviados con sus camisas de cuadros, chalecos, tirantes y sombreros y, todo ello, con una cabaña destartalada construida con viejos tablones de madera y un bucólico riachuelo como escenografía de telón de fondo… ¿Es necesario que os diga en qué estilo musical se enmarca el trabajo discográfico que nos ocupa?

Imagen de previsualización de YouTube

El segundo álbum de este proyecto musical liderado por el mayor de los Mann (Stewart) –y que toma su nombre del “Statesboro Blues” del imprescindible Blind Willie McTell– se presenta como una verdadera revista de la música de raíz americana; de sus páginas surgen todos esos lugares comunes presentes en la mejor tradición musical de la cultura country y por ellas deambulan personajes dignos de cualquier relato de Twain, Faulkner o Steinbeck, véanse como ejemplo los temas: “Huck Finn”, “Lil Mary’s Last Stand” o “Isabella”. Si tienen ganas de viajar al corazón de eso que llaman la verdadera Norteamérica sin moverse del sofá, pongan este disco en el reproductor de su casa, siéntense cómodos, cierren los ojos e inmediatamente serán transportados a un picnic campestre a orillas del Privilege Creek, con una olorosa tarta de arándanos sobre el mantel de cuadros rojos, los chavales chapoteando en el riachuelo y los Statesboro Revue al fondo de la escena tocando cada uno de los doce temas de este disco a orillas de una fogata cuando ya está anocheciendo en el horizonte y se iluminan las bombillas que adornan el bote que ilustra la portada de este álbum. La música cesará pero las ascuas sonoras seguirán brillando incandescentes hasta el amanecer. Llámenme loco pero, salvando todas las distancias –inabarcables por otra parte–, al prestar atención a algunas partes de batería, concretos pasajes de piano y órgano o determinadas armonías vocales de este Ramble On Privilege Creek creo estar escuchando, como si proviniera de la lejanía y a través de una espesa niebla, el “Up On Cripple Creek” viajando a través del tiempo y del espacio desde otra dimensión hasta mis oídos. ¿Qué mejor cumplido que este se le puede hacer a un disco que pretende beber de las fuentes originales y de los manantiales cristalinos de la americana music?

Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
by