ERIC SARDINAS EN LAS ARMAS

  • ERIC SARDINAS 3
  • ERIC SARDINAS 7
  • ERIC SARDINAS 5
  • ERIC SARDINAS 1
    CRÓNICA DE ERIC SARDINAS EN LAS ARMAS
  • ERIC SARDINAS 6
  • ERIC SARDINAS 2
  • ERIC SARDINAS 4

CRÓNICA CONCIERTO ERIC SARDINAS

  • Eric Sardinas 22 de junio en Las Armas.

No pude ir a ver a Eric Sardinas la última vez que vino a Zaragoza hará unos dos años y ayer pude sacarme la espinita en la sala Las Armas.

Ya lo cantaba Muddy Waters, “El Blues tuvo un hijo al que llamaron rock and roll” y qué razón tenía el jodido. De papá blues viene todo lo que nos gusta y ayer, un tio con fuego en la sangre vino a dar fé de ello.

Salió el notario a escena con una imagen y estilazo que pa sí quisiera el Lenny Kravitz de los mejores tiempos, se colgó el chisme (dobro, guitarra resofónica, etc..) al hombro y empezó la fiesta.

Ya sólo desde los primeros “pellizcos” que le pegó a la guitarra pensé “jodo la que se nos viene encima”. Y así fue.

El amigo que no bajó el pistón en ningún momento, salvo algún medio tiempo que no duró mucho, facturó un concierto cañero de principio a fin.

El sonido era robusto, rocoso, alto y potente, sin efectos de esos raros, todo era muy puro y muy directo, perfecto para lo que nos ocupaba, un concierto de “voodoo-blues” de alto voltaje.

Si, digo voodoo, porque eso era lo que me transmitía. Si tenemos que fijarnos en sus influencias hay que echar mano al santoral, desde Muddy Waters (cómo me lo recordó con su sonido Slide en más de una ocasión) hasta Jimi Hendrix pasando por Stevie Ray Vaughan o, por qué no , los ZZTop de la época del “Tres Hombres”, por no hablar de que el de Florida igual te hace (no fue el caso ayer) una versión de AC/DC que del rey (si, Elvis).

Locuaz y simpático nos recordó lo bien que sienta un trago de Whisky con “Down to Whiskey” de su imprescindible disco “Devil´s Train”. Nos hizo cantar a pleno pulmón el estribillo de “If you don´t love me” y con una técnica del demonio nos dejaba boquiabiertos paseando sus dedos por el mástil de la guitarra a una velocidad imposible. Dicen que toca desde los seis años, se nota.

 

La verdad es que fué un concierto muy sensitivo, de esos que te contienes para no echar el moco de pura felicidad, de los que te reconcilian con la vida, si acaso un poco corto, poco más de una hora de semejante elixir te deja con ganas de más pero hay que decirlo todo…. si te vas con el “Roadhouse Blues” de los Doors (versión vía Mississippi) entre pecho y espalda pues sonries, agachas las orejas y ale, pa casa.

Ricardo Martín Gaspar

Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
by

zgzconciertos

Trabajamos por la música de Zaragoza, la cultura es nuestro mayor interés, te informamos sobre la agenda de conciertos de Zaragoza para que estés al tanto de todo. La música está muy cerca de ti.